LAS DURÍSIMAS Y DESCARNADAS CRÍTICAS QUE SUFRIERON DOS POLÍTICOS POR NO PERTENECER A LA CASTA O CORPORACIÓN POLÍTICA

5
150
(Según el partido republicano Javier Milei es el Trump argentino)
(Según el partido republicano Javier Milei es el Trump argentino)

Según la real academia española, la palabra casta hace referencia a “una variedad de una especie animal que reúne ciertos caracteres hereditarios”.

En este caso no hablaremos de un animal, o al menos no por completo, ya que, si bien el hombre es considerado descendiente de la rama de los mamíferos, ha sido capaz de desarrollar el lóbulo frontal, inteligencia y raciocinio que los diferencia de ellos.

En este caso hablaremos de una casta de hombres que en la República Argentina viene existiendo hace añares y que hay alguien que se atrevió a emprender una cruzada en pos de terminar con ella y devolverle el gobierno del estado a los votantes.

LA CASTA POLÍTICA ARGENTINA

La historia política en la República Argentina parece repetirse, pero siempre como tragedia, más nunca como comedia, es que desde algunos años a esta parte se puede vislumbrar como la política ha pasado de ser el servicio hacia la patria y sus habitantes a ser el beneficio personal del político en cuestión, y lo más triste es que esto atraviesa todos los partidos políticos y todos los cargos.

En la antigua Democracia griega los representantes eran sometidos a auditorías en unas escalinatas al aire libre con el fin de rendir cuentas y el representante se erigía como tal en pos de servir al pueblo griego, se le decía que hacer cuando este proponía las leyes, la gente que asistía a la asamblea votaba y era quien definía si se aprobaba o no la ley o el tratamiento del día en cuestión. Este es el principio de la democracia

Más acá en el tiempo tuvimos patriotas argentinos que han dejado la vida por y para defender a su País, nuestra amada Argentina. Ni que hablar de los héroes de Malvinas.

 

Mientras antes los políticos argentinos servían al pueblo, hoy se sirven del pueblo desde la política

 

Si bien no hay un punto exacto de quiebre en el contrato social entre los políticos y la sociedad, podemos poner como hito “la famosa década infame” como punto de partida y de quiebre, desde donde el político dejó de preocuparse por las necesidades de los votantes y sus conciudadanos, para ocuparse de acceder a cualquier cargo para satisfacer sus beneficios y vicios personales.

En la Argentina de hoy el político accede a un cargo para servirse de él.

Cada vez se ve más corrupción, y sobre todo descaro, políticos y funcionarios que viven en countries o en puerto madero, políticos que tienen veinte asesores, y viajan en aviones privados, que tienen amantes, embaracen a sus secretarias, toda una gran aberración

El caso más llamativo que le ocurrió a este analista político fue en un evento, el cual no voy a nombrar para no hacer partidismo porque el servirse de los cargos atraviesa a todos los partidos políticos por igual, donde un funcionario me dijo “Pibe, yo ahora uso sólo camisas Hermes de París y con las iniciales bordadas”.

El pueblo argentino viene cansado de esto hace tiempo y recién ahora parece haber surgido una luz de esperanza para la mayoría de los argentinos y argentinas que están cansados, pero no encuentran salida a esta situación, hasta ahora que parece haber surgido un representante de la sociedad que entiende a la perfección la democracia como lo hacían los griegos, y lo demuestra con hechos, por ejemplo, donando su sueldo.

Estamos hablando de Javier Milei, un “outsider” de la política, con discurso disruptivo.

Milei, economista de profesión y ahora devenido en candidato a Presidente de la Nación en 2023 ve acrecentar sus chances de ganar día a día, lo que ocurre es que mientras las cosas están peores y los políticos sigan haciendo la suya, Milei crece y crece en intención de voto

Ambos (Javier Milei y Donald Trump) tienen muchas cosas en común, sobre todo las burlas que recibieron al principio de la campaña de cada uno, en Estados Unidos actores y actrices se burlaron de Trump, lo trataron de loco, de Nazi, hasta se burlaban de por cuanto perdería, sin embargo, fue Presidente, hizo crecer la economía y, hoy por hoy, es muy posible que vuelva a ser el Presidente de los Estados Unidos.

A Milei lo trataron de loco, de que no sabía nada, se burlaban de su pelo, como se le burlaban a Trump, y lo denostaban en todos los medios. Quizás Javier Milei sea el Trump argentino, empezaron su carrera igual, por fuera de la política y se adentraron en un mundo que desconocían soportando las constantes burlas y humillaciones

Sus carreras comenzaron igual, veremos, en 2023 si concluyen de la misma forma, el tiempo, que es el mejor testigo de todo, nos lo dirá.

Los comentarios están cerrados.